El Huracán Gilberto…Crónica de una Tragedia


Original de: Don Cuco

Lo Mediático

El Huracán Gilberto o Gilberto1 fue uno de los ciclones tropicales más intensos, devastadores y mortíferos registrados en el océano Atlántico durante el siglo XX según los registros de  la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

En septiembre de 1988, Gilberto asoló el Caribe y el Golfo de México por cerca de nueve días. En México se le conoce como el Huracán del Siglo (XX) y en Cuba como El Huracán Asesino.

Gilbert se formó el 8 de septiembre de 1988 como la depresión tropical #12 de la temporada, cerca de las Islas de Barlovento. Al continuar su desplazamiento sobre las aguas cálidas de 27 °C del Caribe, el 9 de septiembre, la depresión se intensificó a tormenta tropical , y recibió su nombre. Este patrón de intensificación continuó y el 10 de septiembre transformó al sistema en un huracán intenso (mayor a la categoría 3 en la escala de Saffir-Simpson)  coincidiendo con el pico climatológico de actividad de las temporadas de huracanes del océano Atlántico.

El trayecto hacia el oeste-noroeste seguido por Gilbert lo llevó a tocar tierra por primera vez en Jamaica. La pared del ojo cruzó completamente sobre la isla el 12 de septiembre con vientos de 240 km/h, que hacían en ese momento a Gilbert un huracán categoría cuatro. Fue el primer huracán en impactar directamente a Jamaica desde 1951.

Al alejarse de la costa de Jamaica, Gilbert comenzó de nuevo a intensificarse rápidamente. El huracán acababa de alcanzar la categoría cinco (máxima) al momento de pasar sobre Gran Caimán. La intensificación de Gilbert continuó hasta alcanzar sus vientos máximos de 296 km/h. Esto lo colocó como el tercer huracán con vientos más intensos desde que se tiene registro, solo superado por el huracán Camille con vientos de 324 km/h y el huracán Allen con vientos de 305 km/h. Su presión mínima de 888 hectopascales, hPa se convirtió en la más baja registrada en el hemisferio occidental desde entonces hasta octubre de 2005, cuando el Huracán Wilma estableció un nuevo récord con una presión de 882 hPa

Gilbert tocó tierra por segunda ocasión el 14 de septiembre en la península de Yucatán, en México como un huracán de categoría cinco (el primer categoría cinco en alcanzar tierra firme desde el huracán Camille en 1969). Gilbert se mantuvo por encima de la categoría 3 hasta el momento de impactar tierra por última vez cerca de La Pesca, Tamaulipas el 17 de septiembre.

Gilbert provocó inundaciones devastadores en el noreste de México (particularmente en Monterrey donde el ojo paso casi por encima de esta ciudad como un potente huracán de entre categoría 3 y 4), antes de pasar hacia Estados Unidos (en donde provocó 29 tornados en Texas y posteriormente degradarse a tormenta tropical y después a depresión tropical).

Mi Experiencia

Pero esos reportajes no narran en toda su crudeza las historias que cada quien vivimos. El 15 de Septiembre al regresar a la oficina después de la hora de comida, me llamó la atención el titular del periódico El Sol en donde aparecía una foto del huracán sobre el Golfo de México. El titular solo decía “Viene Para Acá” lo compré con más curiosidad que preocupación. Estaba  más preocupado por el hecho  que me tocaba cubrir la guardia del feriado de las fiestas patrias, que por un huracán que era poco probable dañara a Monterrey. Nuestra tradición decía que cualquier huracán que osara acercarse a nuestras tierras se toparía con la muralla de la Sierra Madre Oriental y se desharía al instante.

Por la noche mi esposa y yo decidimos no ir a la ceremonia del grito a la Macro – Plaza. Unos vecinos organizaron una noche mexicana  y no podíamos faltar. A media noche aparecieron las primeras gotas de lluvia. Por la mañana la lluvia era intensa a ratos y en el cielo se veían cosas extrañas como por ejemplo; las nubes avanzando en forma curva. Yo me dirigí a mi trabajo a cubrir mi guardia, mi idea era permanecer todo el viernes en la oficina y regresar a casa al caer la tarde. Algo en mi subconsciente me hizo regresar a mediodía. Fui a visitar a mis padres, y luego tuve que dar un rodeo pues un puente camino a casa estaba inundado. Llegue con bien y pase el resto de la tarde viendo resúmenes de los Juegos Olímpicos de Seoul.

Ya por la noche del 16 de septiembre aquello pareciera el diluvio universal, las ráfagas de viento eran aterrorizadoras. Un árbol   joven que teníamos en el en el patio se doblaba casi hasta el suelo con cada ráfaga . Alrededor de las 3 o 4 AM del sábado 17 en nuestra casa de San Nicolás de los Garza cesó el viento y la lluvia. Fueron alrededor de 20  minutos de calma total. Se dice que en el ojo del huracán no hay lluvia ni viento. Entonces el fenómeno que se presentó fue el  ojo del huracán pasando por nuestra zona.

En la mañana al levantarme para ir al baño cual sería mi sorpresa que toda la casa tenía agua a una altura de aproximadamente 10 cms. Salí a ver que pasaba pues en la zona que vivíamos, cuando nosotros nos inundáramos   San Nicolás estaría 5 o 10 mts. bajo el agua. La causa de todo eran unas cajas de hierba que pode de nuestro jardín un par de días antes de la lluvia. Las  deje en el pasillo, se rompieron  y la basura  formó un dique provocando que el agua entrara a la casa por la puerta de la cocina.

Lo siguiente fue ver todo el día reportajes televisivos de los daños causados por el meteoro. Protección Civil recomendaba que no saliéramos de las casas a menos que fuese totalmente necesario. Fue estrujante ver un reportaje donde unos verdaderos héroes fueron tragados por la corriente a la vista de  las cámaras mientras trataban de rescatar gente de un vehículo.

Nuestra famosa muralla de montañas fue el villano de la tragedia. La lluvia cayó sobre las montañas, el agua bajó buscando su camino al mar provocando torrentes que destrozaban todo a su paso. El cauce seco de nuestro Río Santa Catarina mostró toda la furia de que es capaz ese río. Un pequeño parque de diversiones, los Juegos Manzo, que fueron la alegría de mis hijos en sus primeros años,  fueron arrastrados sin misericordia. Las canchas deportivas desaparecieron totalmente.

Pasos viales y puentes como el Obispo que comunica Monterrey y Santa Catarina fueron deshechos como si estuvieran construidos con azúcar.

Del cauce del río fueron desenterrados autobuses completos. Docenas de coches junto con sus ocupantes, desaparecieron.

La leyenda urbana habla que el cauce del Rio Santa Catarina es uno de los cementerios más grandes de Monterrey por tanta gente que quedó sepultada en la inundación. La verdad creo que nunca la sabremos.

Monterrey y México aprendieron la lección, pero solo a medias. Se construyó en lo alto de la montaña un vaso regulador, la llamada Presa Rompe – picos. Esta demostró en el 2010, con el Huracán Alex (categoría 2) su utilidad.

Pero … será capaz de resistir el embate de un categoría 3 o 4 como fue Gilberto al llegar a estas tierras?…Solo Dios lo sabe.

Comparte tus experiencias de desastres naturales en los comentarios

1098517_10201640487324502_2081566674_nSobre el Autor: Refugio Arriozola Barrera (Don Cuco),  Es un Ingeniero Químico con más de 15 años de trabajar como Profesionista Libre (Freelance). Autor de varios cursos presenciales de mejoramiento de procesos y aseguramiento de calidad. Actualmente trabaja como consultor asociado en algunos proyectos Web con un despacho de Monterrey N.L. en México. Lo puedes contactar en su correo refugio.arriozola@gmail.com

4 comentarios en “El Huracán Gilberto…Crónica de una Tragedia

  1. Yo era estudiante de enfermería de la UANL en ese tiempo, recuerdo que ese día entre a las 7 am al HU y ya no nos dejaron salir hasta tres días después, una porque era muy peligroso y otra porque no llegó el personal de los siguientes turnos. Recuerdo que en la noche veíamos decenas de camiones con cuerpos en bolsas, nos llamaban para que bajáramos a ordenar los cuerpos por sexo, había muchos tirados en los pasillos, bajo las mesas, estaba un camión refrigerante que no se daba abasto…..la gente llegaba a preguntar por sus seres queridos y ni como decirles donde buscar entre ese mar de muertos, entre ese mar de bolsas negras…..yo tenía 16 años…..

    Me gusta

  2. yo vi una noticia en internet sobre ese periodico que decia “viene para aca” de el editor de esa noticia con el capitan de la judicial de ese entonces pero ya no la encuentro, yo tenia 5 años y me acuerdo bien cuando inicio

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s